miércoles, 28 de septiembre de 2016

Usan nanopartículas de hierro para destruir el cáncer

Los científicos han desarrollado una nueva forma de batallar contra el cáncer. Utilizando nanopartículas de hierro, fueron capaces de dar un impulso al sistema inmune para que ataque los tumores - el proceso se llevó a cabo en varios grupos de ratones.

En el estudio, los macrófagos (células blancas de la sangre) se defendieron contra la propagación de los tumores, después de una dosis de nanopartículas de hierro;
evitando así que el cáncer se arraigara. 

Además de reducir los tumores existentes en ratones, el tratamiento evitó que los tumores de cáncer se propagaran a través del cuerpo, de acuerdo con los investigadores de la Universidad de Stanford y la Universidad de Salud y Ciencias de Oregon.

"Fue muy sorprendente para nosotros que las nanopartículas activaran los macrófagos, de manera que empezaron a atacar a las células cancerosas en los ratones", dijo el investigador Heike Daldrup-Link de Stanford. "Creemos que este concepto puede funcionar también en pacientes humanos".

Cómo lo hicieron:

Los investigadores utilizaron ferumoxytol para sus pruebas, un suplemento de hierro ya disponible en el mercado para el tratamiento de la anemia, usado especialmente cuando el cuerpo no produce suficiente hierro de forma natural.

Originalmente la idea era utilizar las nanopartículas de hierro como una especie de caballo de Troya, escondidas en la quimioterapia aplicada a los tumores. Al final resultó que, los usados sin medicamentos de quimioterapia - tuvieron mejores resultados en términos de supresión tumoral.

Los investigadores notaron que los macrófagos combatían el cáncer después de recibir el hierro - pues normalmente, los macrófagos dejan de atacar los tumores y ayudan en su crecimiento una vez que los tumores alcanzan cierto tamaño.

Los investigadores creen que el hierro y los macrófagos fueron capaces de reiniciar de alguna manera la apoptosis celular (muerte celular programada o provocada por el mismo organismo) dentro de los tumores. Y aunque el tratamiento no es lo suficientemente fuerte para eliminar el cáncer por sí mismo, si lo podría ser si se utiliza en combinación con otros fármacos existentes.

La dosis de ferumoxytol utilizada en los ensayos fue similar a una dosis segura dada en un tratamiento de anemia, con un efecto anti-cáncer por cada dosis de alrededor de tres semanas.

En pruebas posteriores, el equipo notó que las nanopartículas de hierro tuvieron un efecto supresor sobre la metástasis del cáncer, que es cuando los tumores se extienden a otros tejidos y órganos cercanos.

Próximo paso:

Ahora los investigadores quieren buscar la manera en que esto pueda beneficiar a los seres humanos como complemento a otros tratamientos. 

Aunque hasta ahora los resultados sólo se han visto en ratones, el equipo espera que las nanopartículas de hierro puedan ser capaces de ayudar mientras que los pacientes se recuperan entre las secciones de quimioterapia - o tal vez limpiando las células tumorales que quedan después de las cirugías.

"En muchos estudios, los investigadores consideraron que las nanopartículas solo actuaban como vehículos de fármacos", agregó Daldrup-Link. "Pero ellos pudieron haber ocultado sus efectos intrínsecos, esos que no se van a apreciar a menos que nos fijemos en las propias nanopartículas".


Los resultados se encuentran publicados en la revista Nature Nanotechnology.




-DESCUBRE TU MUNDO-

No hay comentarios: