martes, 2 de agosto de 2016

Un agujero negro puede acabar con la vida en la Tierra incluso a años luz de distancia


El universo es un lugar hermoso, imponente... hasta que recordamos todas las cosas que podrían acabar con la vida en la Tierra. Un asteroide, la muerte de nuestro Sol, y sí, incluso un agujero negro ubicado a años luz de distancia, podría fácilmente poner fin a la vida tal como la conocemos en nuestro pequeño
planeta rocoso.

Los agujeros negros pueden enviar pulsos de energía extremadamente potentes llamados estallidos de rayos gamma - o la "muerte desde el espacio", como algunos lo llaman - en cualquier momento y en cualquier lugar, sólo tendríamos que esperar no estar en la línea de fuego cuando eso suceda.



Qué son los rayos gamma:

Son ondas electromagnéticas que transportan la energía, así como la luz visible. Pero a diferencia de la luz, son muchísimo más potentes. Un solo fotón de rayo gamma posee más energía que 1 millón de fotones de luz visible combinados, y son capaces de alterar nuestro ADN. Observa la tabla comparativa a continuación:



Afortunadamente en la Tierra, estamos protegidos de la mayoría de los rayos gamma del espacio por nuestra preciosa capa de ozono. Pero eso es sólo de los rayos gamma regulares - las explosiones de rayos gamma son muchísimo más potentes.

Poder destructivo:

Se puede pensar en esas explosiones como una recolección de la energía de cada estrella dentro de 100 millones de años luz - o chupar la energía de miles de galaxias, cada una con miles de millones de estrellas - y luego concentrar todo ese poder en un solo láser. Eso es lo que un estallido de rayos gamma podría ser.

Hay dos tipos de explosiones de rayos gamma conocidas - las cortas y largas. Las largas duran alrededor de un minuto y se cree que se originan a partir del colapso de una supernova en un agujero negro. Las cortas duran tan sólo un segundo, y los científicos creen que se producen cuando dos estrellas binarias se unen entre sí para formar un agujero negro. En estos dos casos terminan de la misma manera. 

Cómo funciona:

En los eventos anteriores, el agujero negro está rodeado por un disco magnetizado del gas sobrante de su estrella madre (o de varias estrellas).
La rotación del agujero negro agita el campo magnético, el cual canaliza chorros calientes de partículas que viajan casi a la velocidad de la luz.

El gas en el interior de ese embudo crea dos chorros extremadamente enfocados de rayos gamma que hacen erupción desde el agujero negro, como una pistola láser.



Efectos en la Tierra:

Estas explosiones de rayos gamma se producen en el Universo todo el tiempo - detectamos alrededor de uno por día, en promedio, con el telescopio espacial de rayos gamma Fermi de la NASA. Pero por lo que sabemos, nunca hemos tenido uno apuntando directamente hacia nosotros en nuestro vecindario cósmico.

Lo cual es bueno, porque si eso ocurriera incluso en un rango de unos pocos miles de años luz, una explosión de rayos gamma sería capaz de despojar nuestra capa de ozono por completo, y hasta la vida más compleja sería abrasada por la radiación solar.

De hecho, el poder destructivo es la razón por la que algunos científicos creen que todavía no hemos visto señales de vida extraterrestre en cualquier lugar del Universo - Las explosiones de rayos gamma podrían estar acabando con enormes trozos de manera regular.




Lo más aterrador de todo, teniendo en cuenta que las explosiones de rayos gamma viajan a la velocidad de la luz, una de ellas podría estar viniendo hacia nosotros en este momento, y no tendríamos un aviso previo hasta que seamos impactados y exterminados. Por esto hoy le queremos desear un muy buen día a todos.




-DESCUBRE TU MUNDO-

No hay comentarios: