martes, 16 de febrero de 2016

Brote de microcefalia se debe a pesticidas y no al Zika: según nuevos reportes

Actualmente circulan varias preguntas sobre un informe que indica que es más probable que el brote de microcefalia - un trastorno neurológico poco frecuente que provoca en los recién nacidos un desarrollo anormal en sus cráneos y cerebros - está vinculado a los pesticidas en lugar de la propagación del virus del Zika.

El plaguicida en cuestión es el piriproxifen - un larvicida usado en la agricultura que es producido por Sumitomo Chemical, una compañía asociada
con el gigante de la agricultura, Monsanto.

En el reporte dado por médicos argentinos la semana pasada, se afirma que: "En la zona donde viven las personas más enfermas, el larvicida químico produce malformaciones en los mosquitos, y este se ha aplicado durante 18 meses en el área, además, este veneno (piriproxifen), es aplicado por el Estado sobre el agua potable que se utiliza en la población afectada".

El grupo agrega que "no es una coincidencia que los casos de microcefalia se han desarrollado especialmente en Brasil, donde se está utilizando el piriproxifen, mientras que en Colombia las infecciones por el Zika no han sido relacionadas con casos de microcefalia, a pesar de que ese país tiene la segunda taza más alta de incidencia del virus después de Brasil.

E incluso dentro de Brasil, no todos los casos de microcefalia se han vinculado a la presencia del Zika. "Después de que los expertos examinaron 732 casos, encontraron que más de la mitad, o bien no eran microcefalia, o no estaban relacionados con el Zika", informó The Washington Post el mes pasado.

En respuesta al informe, un estado brasileño ha suspendido el uso de piriproxifen hasta nuevo aviso.

"Decidimos suspender el uso del producto en el agua potable hasta que tengamos una posición del Ministerio de Salud, mientras tanto reforzamos aún más las medidas en la población para eliminar cualquier posible sitio de reproducción de los mosquitos", dijo a la prensa Joao Gabbardo dos Reis, secretario de salud en el estado de Rio Grande do Sul. 

El pesticida en cuestión está aprobado para su uso en los EE.UU. y Europa, y ha sido así durante varios años - aunque no en el agua potable como lo ha sido en algunas regiones de Brasil.

¿Quién tiene la razón?

Entonces, ¿qué está pasando aquí? Aunque algunos dicen que la evidencia que apoya una relación entre el piriproxifen y la microcefalia es "abrumadora", otros están diciendo que es una "teoría de conspiración", y la Organización Mundial de la Salud (OMS) insiste en que el piriproxifen es seguro en el agua potable a niveles recomendados.

Sin embargo, también hay una falta de evidencia científica que vincule la microcefalia con el Zika, al igual que no hay evidencia científica contundente que vincule la microcefalia al piriproxifen.


Por su parte la misma OMS ha dicho explícitamente que el vínculo entre la microcefalia y los brotes de Zika aún no ha sido confirmado, y eso es por la falta de evidencia científica, debido al poco tiempo que han dispuesto los investigadores para llevar a cabo el estudio del tema adecuadamente.

Todavía hay un montón de preguntas acerca del porqué los casos de microcefalia parecen haberse disparado en los últimos meses y años - muchas de esas preguntas no serán inmediatamente respondidas hasta tener investigaciones contundentes.

Conoce a continuación el caso del bebé con anencefalia (una condición muy similar) que desafió sus propias probabilidades de vida y hoy hace feliz a su familia:





-DESCUBRE TU MUNDO-

No hay comentarios: