jueves, 12 de febrero de 2015

Video: acariciando tiburones «con una técnica natural»

Un buceador mima a un tiburón en estado tónico, posiblemente nunca hayas visto a un tiburón de una forma tan adorable. 

Puede parecer que este tiburón tan solo disfruta de obtener algunas caricias en la nariz, pero la ciencia detrás de ese comportamiento es en realidad mucho más compleja y fascinante.

El estado tónico, o inmovilidad tónica, es un comportamiento natural bastante común que se encuentra en muchas especies de insectos, anfibios, aves, reptiles, mamíferos y peces, por lo general en respuesta al miedo o una
amenaza, algo así como una especie de parálisis, también conocida como hipnosis animal. En los tiburones, los factores desencadenantes son un poco más ambiguos; con un golpe o capirotazo en la espalda, son propensos a caer en un estado de parálisis, o frotándolos en el hocico se obtendrá una respuesta más suave. Los investigadores han sugerido que tal vez, en lugar de ser una respuesta al miedo, pueda ser una condición  para facilitar el apareamiento.

En video:



Cuando los tiburones se aparean, el macho utiliza sus dientes o aletas pectorales violentamente para agarrar a la hembra hacia su lado, este comportamiento deja cicatrices profundas y duraderas en su carne a menudo, por lo que los tiburones hembra poseen una piel con el doble de grosor en comparación a los machos. En este punto, la hembra debe decidir si se siente lo suficientemente fuerte como para escapar, o si tolerará este comportamiento.

Aunque nadie ha estudiado específicamente la relación entre la inmovilidad tónica y el apareamiento de tiburones, una serie de informes han encontrado que cuando una hembra se somete, el macho la agarra de esa manera por su espalda para inducir la inmovilidad tónica, haciendo el proceso de penetración mucho más fácil (ver un ejemplo en video).

Hacer esto para inducir el comportamiento de un tiburón es tan eficaz, que hace unos años, el canal National Geographic informó sobre un testigo presencial en donde una orca hembra tomaba ventaja de ello para hacer una comida fácil de un tiburón blanco. No está claro si la orca sabía lo que estaba haciendo, pero se las arregló para mantener el tiburón al revés, haciendo que cayera en inmovilidad tónica. El estado se prolongó durante 15 minutos antes de que el tiburón fuera asfixiado hasta la muerte, algo similar ocurrió con unas rayas.

Investigaciones por inducción tónica:

Los investigadores también se aprovechan de la facilidad relativa de inducir en un estado tónico a un tiburón o una raya, por ello han utilizado esta técnica para estudiar especies como la mielga, el tiburón limón, el tiburón leopardo, los tiburones de puntas negras de arrecife, entre otros.

Quienes han utilizado la técnica de inducción han encontrado que las hembras son mucho más receptivas que los machos, lo que encaja con la teoría de que esto pudo haber evolucionado como una estrategia de apareamiento.

En el video de arriba, la entrenadora italiana de tiburones Cristina Zenato dice lo que hace es inofensivo y pacífico, por lo que no se preocupa por el tiburón, de hecho el animal insiste en ser tocado por Cristina en el hocico de nuevo, tal vez porque esta parte de su cuerpo se encuentra llena de órganos sensoriales, y le gusta sentir esa clase de arañazos.

Descubre también:

- Los 10 animales más grandes del océano



-DESCUBRE TU MUNDO-

No hay comentarios: