miércoles, 19 de noviembre de 2014

Fontus: dispositivo para auto-llenar botellas de agua mediante el aire

El diseñador industrial austríaco Kristof Retezar, ha inventado un nuevo dispositivo para bicicletas el cual acumula la humedad contenida en la atmósfera, la condensa y la almacena como agua fresca y potable.

El ingenioso método es ideal para largos recorridos en bicicleta, además podría ofrecer un nuevo sistema de recolección de agua dulce en varias partes del mundo donde las fuentes de agua subterráneas son difíciles de obtener.

"Mi objetivo era crear un dispositivo pequeño, compacto y autosuficiente capaz de absorber el aire húmedo, separar las moléculas de agua del aire y almacenar el líquido en una botella", dijo Retezar en una entrevista.

Retezar dice que la inspiración en el dispositivo se basó en el beneficio que podría traer para algunos de los 2 mil millones de personas de 40 países que viven en regiones donde las fuentes limpias y seguras de agua son escasas. Según UN WATER, en el año 2030, el 47 por ciento de nuestra
población mundial estará viviendo en áreas de alto estrés hídrico.




El método se puede decir que es retomado de una tecnología con 2.000 años de edad, teniendo en cuenta que antiguas civilizaciones de Asia y América Central fueron algunos de los primeros en emplear algo similar.

La atmósfera de la Tierra contiene alrededor de 13.000 kilómetros cúbicos de agua, este proyecto es un intento de descubrir estos recursos, dice Retezar.

Cómo funciona fontus:

El dispositivo usa refrigeración termoeléctrica. Los paneles solares instalados en él generan electricidad para enfriar la parte superior del dispositivo, por donde el aire entra, sin embargo, una parte más abajo permanece caliente para acelerar el proceso de condensación. Cuando la humedad se condensa, las gotas de agua caen en la botella dispuesta para almacenar.



Cantidad de agua que recolecta:

Según su creador, el dispositivo puede recolectar medio litro de agua en una hora en condiciones climáticas adecuadas - con temperaturas alrededor de los 20 °C y 50 % de humedad. 

Por lo pronto, una cantidad así le ayudaría a aliviar un poco la sed en un largo recorrido, hasta encontrar un sitio donde hidratarse y descansar. Sin embargo, con un mejor desarrollo del prototipo sin duda se logrará mucho más que eso, resaltando el bajo presupuesto que requirió este primer diseño, el cual tuvo un costo inferior a los 40 dólares.

Fontus ha entrado en la competencia anual de diseño internacional «James Dyson Award», una victoria podría generarle un poco de capital para perfeccionar el dispositivo y sacarlo pronto al mercado. 



-DESCUBRE TU MUNDO-


No hay comentarios: