domingo, 5 de octubre de 2014

Una pequeña porción de este material puede absorver todo el oxigeno de un salón y después liberarlo


Los científicos de la Universidad del Sur de Dinamarca, han desarrollado una nueva forma de sal de cobalto cristalino que actúa como una esponja de oxígeno super-efectiva. 

Una vez que es absorbido el oxígeno, este se aferrará al material de manera indefinida hasta que sea calentado o expuesto a bajas presiones, de esa manera se podrá liberar de vuelta a la atmósfera con suavidad. Se necesitarían alrededor de 10 litros de la sustancia para absorver todo el oxígeno de una habitación de tamaño mediano. 

"El material puede absorber y liberar oxígeno muchas veces sin perder su capacidad. Es como mojar una esponja en agua, exprimiendo el agua fuera de ella y repetir el proceso una y otra vez", dijo la investigadora principal y profesora de Nanobiociencia Christine McKenzie, en un comunicado de prensa. "Cuando la sustancia está saturada de oxígeno, puede ser comparada con un tanque que contiene oxígeno puro a presión. La diferencia es que este material puede contener tres veces más que un tanque normal". 

Cómo lo lograron:

El material trabaja mediante la formación de un enlace químico con moléculas individuales de oxígeno, algo así cómo las moléculas de oxígeno que se unen con una proteína de la sangre llamada hemoglobina cuando respiramos, por lo que el oxígeno se pueden distribuir en todo nuestro cuerpo. Al igual que la hemoglobina, este nuevo material puede unir, almacenar y transportar el
oxígeno.

La clave del éxito del material en la captura de una cantidad tan grande de moléculas de oxígeno es su estructura de red cristalina, dijo Michael Byrne al sitio Motherboard:

"Cada estructura cristalina cuenta con dos iones de nitrato unidos a una subestructura molecular metálica, como una casa de nitrógeno construida sobre una base de cobalto. Es realmente una casa móvil de nitrógeno, sin embargo, con la introducción de oxígeno en el barrio, significa que los iones de nitrógeno dividen muy rápidamente la ciudad. Los iones de oxígeno entonces se instalan a sí mismos sobre la base de cobalto". El cobalto da al nuevo material la estructura molecular y electrónica que le permite absorber el oxígeno de su entorno.


Importantes aplicaciones:

La medicina podría ser un gran beneficiado con el desarrollo de esta sustancia, solo imagínese sustituir grandes tanques de oxígeno a un paciente por un pequeño cubo que podría transportar fácilmente a varios lugares; o un buceador cargando pequeñas porciones de oxígeno comprimido en lugar de los tanques normales. Submarinos, naves espaciales, laboratorios especiales, entre otras prácticas podrían resultar también beneficiadas. 


-DESCUBRE TU MUNDO-


No hay comentarios: