jueves, 2 de octubre de 2014

Razón por la que 35.000 morsas llegaron a una sola isla de Alaska (detalles)

Un número enorme de morsas del Pacífico se apoderaron de una solitaria playa en el noreste de Alaska, EE.UU. Los primeros avistamientos de los mamíferos se empezaron a ver desde el 13 de septiembre de 2014, sin embargo, fueron llegando en un mayor número hasta alcanzar los 35.000 ejemplares que se pueden apreciar ahora gracias a las imágenes aéreas captadas por la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional de Estados Unidos (NOAA).

La reunión de las morsas fue descubierta durante el reconocimiento ártico de mamíferos que anualmente realiza NOAA, mostrando el impacto que el derretimiento del hielo marino está causando en la especie.

A diferencia de las focas, las morsas no pueden nadar para siempre y sienten la necesidad de descansar, lo cual hacen normalmente en las rocas o hielo marino flotante. En el verano se retiran al mar Chukchi en el norte de Alaska y Rusia, y utilizan el borde del hielo del Ártico como una plataforma para cazar y criar a sus polluelos. 

Pero en los últimos años el hielo ha retrocedido tan al norte que su borde es ahora sobre el Océano Ártico, una zona demasiado profunda para las morsas, lo cual impide que puedan bucear hasta el fondo para alimentarse.

Ahora las morsas se han comenzado a reunir en número creciente sobre las
playas de Alaska, se han ubicado a unos 5 kilómetros al norte de Point Lay, un poblado de esquimales conocidos como Inupiat. En 2011 una reunión de menor tamaño se observó en la zona, mientras que en el 2013 hubo alrededor de 10.000 morsas en el área. 


"Es otra muestra notable de las dramáticas condiciones ambientales cambiantes como resultado de la pérdida del hielo marino", dijo a "The Guardian" Margaret Williams, directora y gerente del programa mundial de la vida salvaje en el ártico. "Es hora de que el resto del mundo tome nota y cree medidas para abordar las causas fundamentales del cambio climático", agregó.

El riesgo del hacinamiento para las morsas:

Las reuniones no son necesariamente peligrosas para las morsas, que a menudo se mueven en grandes grupos. Sin embargo hay informes de que algunos de los ejemplares más pequeños están siendo pisoteados cuando el grupo se mueve rápidamente, se han observado al menos 50 cadáveres al borde de la playa.

Las autoridades de EE.UU han decidido desviar los vuelos sobre esa zona para que el ruido de los aviones no pueda causar una nueva estampida.


En la anterior imagen tomada el 23 de septiembre de 2014, se pueden observar unas 1.500 morsas llegando a tierra a esta zona de Alaska, para unirse al masivo grupo tras no encontrar sitio en un témpano flotante.






-DESCUBRE TU MUNDO-

No hay comentarios: