miércoles, 3 de septiembre de 2014

Tsunamis lejos de los océanos - en las montañas europeas -

Suiza, la tierra de los chocolates y los relojes pronto podría ser conocida por algo muy distinto: los tsunamis. Las autoridades de Nidwalden, una región suiza en medio de los alpes, están estudiando factores de riesgo de un tsunami en el lago de Lucerna. Este es el primer reconocimiento oficial de dicha amenaza en la región alpina de Europa - un estudio que se une al riesgo de tsunamis alrededor de la zona, que es el hogar de alrededor de 13 millones de personas.

La mayoría de los tsunamis ocurren en el océano, aunque también pueden ocurrir en otras masas de agua lejos de los mares, cuando los sedimentos en el lecho submarino se alteran como resultado de un terremoto, la caída de rocas o factores asociados a la inestabilidad. El peligro planteado de tales acontecimientos puede ser descomunal. "un evento como estos en un lago puede tener un impacto más grande que el ocurrido en la costa de un océano abierto", dice Hermann Fritz, quien estudia los tsunamis en el Instituto de Tecnología de Georgia en Atlanta. Un tsunami en el lago Yanawayin en Perú, se cree que ocasionó la muerte a 600 personas en 1971.

Aunque no es tan sísmicamente activa como Perú o Japón, la región de los Alpes experimenta terremotos de vez en cuando: uno mayor a magnitud 6 se produce más o menos cada milenio en torno al Lago de Lucerna, por ejemplo. 

El tema de los tsunamis en los lagos alpinos acaparó la atención hace dos años cuando la especialista en el tema Katrina Kremer, en ese entonces de la Universidad de Ginebra, y sus colegas informaron que un gran tsunami había ocurrido en el año 563 en el «Lago Ginebra» acabando con las comunidades que vivían a sus alrededores. 

Kremer, quien se trasladó al Instituto Federal Suizo de Tecnología (ETH) de Zurich, ha considerado cinco tsunamis probables ocurridos en el lago de Ginebra en los últimos 4.000 años, incluyendo uno devastador durante la Edad de Bronce hace unos 3.400 años. Su equipo se basó en la extracción de muestras mediante la perforación a 30 metros de profundidad en el lecho del lago. El material muestra estructuras indicadoras de desplazamiento del lecho del lago que podría haber causado un tsunami. Kremer presentó el trabajo el 18 de agosto de 2014 en una reunión de la Asociación Internacional de Sedimentología en Ginebra. 



El evento del año 563, el más grande de los cinco, se produjo cuando parte de una montaña cayó sobre un delta inestable bajo el agua del río Ródano, el cual desemboca en el Lago Ginebra. La piedra que cayó ocasionó el colapso de las secciones del delta, creando una ola de 8 metros de altura que golpeó y destruyó la antigua ciudad de Ginebra en el otro extremo del lago.

Los episodios se suman a la creciente evidencia de los tsunamis históricos en otros lagos de los Alpes, entre ellos dos eventos en el "Lago Como" en el norte de Italia, en los siglos VI y XII, y uno en el lago de Bourget, en los Alpes franceses en 1822.

El equipo de investigación de Nidwalden se encuentra evaluando la probabilidad de tales eventon para diferentes escenarios, incluyendo los terremotos de diversas intensidades o el desprendimiento de rocas, así como el probable efecto en la tierra circundante. 
Con la ayuda de datos geológicos y simulaciones por computadora, planean crear mapas de posibles inundaciones en cada escenario. Las autoridades crearán planes de evacuación y datos para futuras construcciones.




-DESCUBRE TU MUNDO-

No hay comentarios: