lunes, 18 de agosto de 2014

Los desodorantes podrían estar causando un problema mayor de mal olor

Los desodorantes y antitranspirantes son ampliamente utilizados para ayudar a reducir el sudor y el olor corporal de las axilas, pero un estudio preliminar sugiere que estos productos podrían estar teniendo un efecto contrario. 

Investigadores de la Universidad de Gante en Bélgica, estaban interesados ​​en cómo estos productos cambian los microbios de nuestras axilas, mejor conocidos como las bacterias que habitan en las "selvas tropicales" bajo el brazo, por lo que pidieron a ocho sujetos de prueba dejar de usar desodorante o antitranspirante por todo un mes. 

Por otro lado, se le pidió a una persona diferente que no acostumbraba a usar desodorante, empezar a usarlo durante un mes.

El marco de tiempo fue seleccionado debido a que se necesita alrededor de 28 días para que la piel forme una nueva capa de células, según informa Ross Pomeroy en el sitio Real Clear Science

Resultados:

La comunidad bacteriana en la axila de cada sujeto fue estudiada en el inicio y el final del mes, y los resultados mostraron claramente que cada ecosistema en la axila había sido alterado. Como todas las axilas en cada persona son únicas, era difícil cuantificar los cambios específicos, pero una clara tendencia era evidente, el uso de antitranspirantes se relacionó con un aumento de la Actinobacteria, el tipo de bacterias responsables del mal olor en las axilas. 

Los resultados fueron publicados en la revista Archives of Dermatological Research, el autor principal del artículo, Chris Callewaert informó que los compuestos de aluminio en los antitranspirantes, que pueden bloquear los poros para prevenir la sudoración, pueden ser los culpables, matando a las bacterias "buenas" y permitiendo a la Actinobacteria dominar la zona.

No es definitivo:

A pesar del estudio, no es necesario que tire sus productos por el momento. En la prueba sólo participaron una pequeña muestra de nueve personas, por lo que se necesitan más investigaciones antes de que se confirmen los resultados. Pero este es el primer estudio en el mundo para analizar específicamente que efecto tiene el desodorante en la diversidad y abundancia de las bacterias de las axilas, y abre nuevas posibilidades para futuras investigaciones sobre el tema. 

En concreto, Callewaert está interesado en descubrir cómo los trasplantes de bacterias en las axilas podrían ayudar a reducir el olor corporal en las personas que tienen problemas graves con él. 


Todavía es pronto, pero con más científicos de investigación, finalmente podría estar más cerca la solución de uno de los problemas más frustrantes del ser humano - cómo detener mal olor corporal.


-DESCUBRE TU MUNDO-


No hay comentarios: