miércoles, 9 de abril de 2014

Novedosa piel electrónica rastrea enfermedades y suministra medicamentos


Un grupo de investigadores han creado un dispositivo portátil que es tan delgado como un tatuaje temporal y puede almacenar y transmitir datos sobre los movimientos de una persona, recibir información de diagnóstico y liberar fármacos en la piel.

Esfuerzos similares para el desarrollo de 'piel electrónica' abundan, pero este dispositivo es el primero que puede almacenar información y también entregar la medicina - la combinación de tratamiento y seguimiento de pacientes. Sus creadores, que informan sobre sus hallazgos en la revista Nature Nanotechnology, dicen que esta tecnología podría ayudar a los pacientes con trastornos del movimiento como la enfermedad de Parkinson o la epilepsia.

Su elaboración:

Los investigadores construyeron el dispositivo por capas con un paquete de nanomateriales estirables - sensores que detectan la temperatura y el movimiento, una memoria RAM resistiva para almacenamiento de datos, microcalefactores y drogas (medicamentos) - sobre un material que imita la suavidad y flexibilidad de la piel. El resultado fue una masa pegajosa que contiene un dispositivo de unos 4 centímetros de largo, 2 cm de ancho y 0,3 milímetros de espesor, informó el coautor del estudio Nanshu Lu, un ingeniero mecánico en la Universidad de Texas en Austin.

"La novedad es realmente la integración del dispositivo de memoria", dice Stéphanie Lacour, ingeniera en el Instituto Federal Suizo de Tecnología en Lausanne, (ella no participó en el trabajo). Ningún otro dispositivo puede almacenar datos localmente, añade.

Lo negativo para ese hito de memoria es que el dispositivo sólo funciona si está conectado a un transmisor de fuente de alimentación y de datos, ambos de los cuales deberán de elaborarse de manera similar compactos y flexibles, antes de que el prototipo pueda ser utilizado de forma rutinaria en los pacientes. Aunque hay algunos componentes disponibles en el mercado, tales como baterías de litio y etiquetas de identificación de radiofrecuencia, que pueden hacer este trabajo, son demasiado rígidos para la piel, dice Lu.

Incluso si componentes más blandos estuvieran disponibles, se necesitan datos transmitidos de forma inalámbrica para ser convertidos en un formato digital que pueda ser leído, y la señal necesita ser amplificada. "Es un sistema bastante complicado de integrar en un trozo de material de tatuaje" dice ella. "estamos aún un poco lejos de ello".



-DESCUBRE TU MUNDO-


No hay comentarios: