martes, 8 de abril de 2014

Ardilla enana voladora japonesa (Momongas) información, cuidados y más...


Al igual que en anteriores entregas de flash naturaleza como en la anterior Foca Arpa, la ternura de la creación se vuelve a manifestar esta vez por medio de una pequeña criatura conocida comúnmente como ardilla enana voladora japonesa, o momonga, un pequeño roedor de la tribu Pteromyini, del género Pteromys y de la familia Sciuridae que habita en los bosques subalpinos de
Japón.


Aunque el nombre de esta especie de ardillas incluye la palabra voladora, no es volar lo que hacen para desplazarse, lo que realmente realizan es un planeamiento, saltan de un lado a otro utilizando una membrana llamada Patagio, la cual les permite maniobrar un poco en el aire mientras realizan un salto de árbol en árbol.

Características:

- Tamaño: de 14 a 20 centímetros de largo, con una longitud en su cola de 10 a 14 centímetros.
- Peso: entre 150 y 220 gramos.
- Color: pelaje gris y castaño en su espalda; vientre blanco. 
- Ojos grandes y cola aplanada.
- Alimento: semillas, frutas, hojas de árboles, brotes y corteza.
- Nidos: cavidades en los troncos de los árboles, especialmente en las coníferas.
- Las ardillas enanas voladoras son animales nocturnos.

Adopción, mascotas:

Esta especie suele adaptarse bien al entorno humano con los cuidados necesarios, suelen ser amorosas y cariñosas con su cuidador.

Cuidados:

El alimento para una ardilla enana como mascota puede incluir: nueces sin cáscara, granos (semillas para animales), frutas y suplementos de calcio requerido en su dieta, para esto se les puede brindar rodajas de naranja.

Se recomienda adquirir una ardilla con no más de 8 a 9 semanas de edad, si tiene menos de 8 semanas se recomienda brindarle alimentación 3 veces al día por medio de jeringas.

Una rueda de plástico sólido es una gran herramienta para su ejercicio.

Las visitas a un veterinario especializado se recomienda con cierta frecuencia.

Como todo roedor, la ardilla enana suele morder en caso de no estar bien domesticada, o si se adquiere en una edad adulta.

No adoptar animales exóticos

Como recomendación: 

Algunas especies de animales en la naturaleza entre los más comunes, los perros y los gatos, se adaptan muy bien al entorno humano, sin embargo la mayoría de especies exóticas no reciben el cuidado adecuado, el trato o un ambiente apto, perjudicando el desarrollo que deberían de tener en su ambiente natural. Estas criaturas podrían llegar a vivir incluso muy infelices en un entorno que no es el suyo.

Mejores imágenes:










Dato curioso:

Existe una especie emparentada con la ardilla enana voladora, llamada ardilla gigante voladora.


-DESCUBRE TU MUNDO-

No hay comentarios: