Translate

viernes, 14 de junio de 2013

Impresora mental: un aparato que permite imprimir lo que imaginamos



La imaginación, esa herramienta infinita con la cual se trazaron las mejores victorias y se temieron las peores derrotas, habita en todos. Ese cántaro inabarcable (que muchas veces no empleamos al cien por ciento) puede revertir cualquier situación del entorno concreto. No siempre es aceptada y a veces puede resultar cuestionada. Incluso, el hecho de disparar la mente hacia otros escenarios puede ser objeto de crítica por parte de aquellos empeñados en permanecer en el mundo corpóreo.  Pero lo cierto es que nadie puede negarlo, nadie puede discutirlo: la imaginación nos permite contar con algo que no tenemos y proyectar una vía para conseguirlo.

Estas instancias, que pueden resultar muy idealistas, ahora se encuentran unos pasitos más cerca del plano real. Thinker Thing lo hizo posible: creó el Monster Dreamer, una máquina que permite imprimir objetos concebidos en la mente.

¿Cómo funciona? ¿Cómo lo hicieron?

Este invento trabaja a partir de una vincha EPOC que se encarga de leer los impulsos neuronales y de transmitir esas ondas a un programa especializado. Allí se muestra un modelo base de criatura o monstruo que el usuario puede cambiar o evolucionar en base a eso que piensa y a las diversas alternativas que ofrece la interfaz. Basta con figurar una opción para alterar la fisonomía del personaje en pantalla y luego imprimir los resultados.

El producto de este proceso es una estatuilla colorida, tierna y bizarra, que respeta todos los cambios que el usuario indujo a través de órdenes no verbalizadas.

El equipo realizó una prueba en el colegio Joaquín Vicuña para ver cómo reaccionaban todos los integrantes de la institución con esta propuesta. “La respuesta por parte de los alumnos, profesores y el director ha sido genial. Todos se han mostrados muy abiertos y entusiasmados de participar en nuestro proyecto, no podríamos estar más contentos”, detalló George Laskowsky, encargado del área de desarrollo técnico en ThinkerThing.

Lo que importa es inspirar

Los chilenos de Thinker Thing pensaron esta impresora mental para cumplir una misión específica: motivar al alumnado de escuelas precarias de toda América del Sur. El proyecto, que cuenta con el apoyo del programa Start-up Chile, recorrerá todo el país trasandino, desde el 26 de junio hasta fines de julio, para que puedan participar todos. La primera parada que recibirá a este proyecto itinerante será, nuevamente, el colegio Joaquín Vicuña Larraín.


La meta final es que el Monster Dreamer pase desde los desiertos del norte hasta las nieves eternas de la región patagónica, dejando atrás una estela compuesta de ciencia, ingeniería y arte que llegará, incluso, a los lugares más remotos. Este recorrido, mixtura de emprendimiento, pedagogía y pasión, busca que los monstruos resultantes guarden relación con el entorno en el que se desarrolló la mente del niño participante.

Discovery Noticias

No hay comentarios: